jueves, 25 de mayo de 2017

Nota del jueves 25 de mayo del 2017



Esta frase de Georg C. Lichtenberg: “La mosca que no quiere ser cazada está más segura cuando se posa en el cazamoscas.”  me recuerda una aventura dramática vivida por mí en persona:
Cierto día, cuando tenía 15 años, al acudir a un sitio en función de mi trabajo de llevar un paquete, me salió al paso un perro grande y furioso, que se abalanzó sobre mí, aterrorizado, y por el ímpetu del perro, caí de espaldas en tierra, cuando el can se disponía ha hacer presa en mi cuello, le introduje la mano en la boca, haciendo presa con los dedos en el esófago del perro,  cambió el perro su furia por terror, debatiéndose bajo mi presa, entonces aflojé la presión, y el perro se dió a la fuga entre alaridos…

A veces, una decisión arriesgada, puede salvar una situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *