domingo, 13 de febrero de 2011

Timeless (los sin tiempo)

o
Timeless (los sin tiempo)
¿Cuántas veces habremos escuchado estas palabras?: ¡No tengo tiempo!
¿Qué nos ocurre últimamente que sin distinción de clases y situación laboral es común esta frase?
Tiempo: Periodo medido generalmente por el reloj, el calendario y la agenda…
¿Es acaso que algunas personas disponen de un reloj o un calendario diferente al resto?
¿Se refieren acaso a la distribución de la agenda?
Las personas timeless que conozco, ninguna lleva agenda de trabajo –exceptuándome a mi mismo que sí tengo tiempo- y el reloj que llevan en la mano es de la misma clase que el mío, siendo el calendario el vigente en mi país…
Empiezo a reflexionar sobre ello…Empezando por los niveles más altos que conozco hasta el simple desempleado.
El ejecutivo de una multinacional de Consulting, hombre activo, casi hiperactivo, porta encima de si siempre dos teléfonos móviles, un computador portátil con conexión Web y un terminal telefónico con conexión Web también… Vamos lo que se dice un hombre “conectado”, si alguna vez lo veo en pelota picada miraré en el culo por si porta una conexión USB…
Amigo entrañable con quién no consigo hablar en persona y en exclusiva sin ser interrumpido constantemente por llamadas, mensajes o videoconferencia… hasta el punto que tengo que comunicarme con él por medio del correo electrónico, si quiero ser atendido.
Las diferentes propuestas que le he realizado siempre son rechazadas con la frase famosa: “Es que no tengo tiempo”.
Tras uno de sus frecuentísimos viajes, sufrió un trastorno ligero de salud, por el que el doctor le recetó un tratamiento, tengo la sospecha que se lo toma su secretaria porque él no tiene tiempo…
Éste no tiene agenda, al menos encima, la tiene on line con su secretaria que es su dictador particular, unos tienen un preparador personal, este tiene su dictadora personal que es su agenda en la figura eficacísima de su secretaria, -me sonrío irónicamente recordando cuando se jactó ante mí de su importancia en la empresa porque le habían asignado una secretaria personal…- persona esta secretaria que es implacable, sea la hora del día que sea le planifica, le comunica y le recuerda constantemente lo pendiente y lo por realizable y el tiempo de que dispone para ello…
Además en su “presunto tiempo libre” –que no es tal puesto que él/ellos/ellas no tienen horario, son de tiempo completo y eso significa TODO el tiempo- recibe las constantes intervenciones del superior jerárquico, que le cambia la agenda constantemente, y dado la globalización y las diferentes franjas horarias vive en una “montaña rusa”.
Gana efectivamente una retribución generosa… pero… ¿La disfruta?
¿Vivirá para disfrutarla? ¿Sabrá hacerlo?
Tiene hijos pequeños, un viaje, un hijo; se ve que eso no lo puede hacer por e-mail…
No entro a valorar la calidad de su unidad familiar, pero es obvio que tiene implicaciones considerables… eso lo dejo para otra reflexión.
Mi conclusión en este caso es que este timeless no es que no tenga tiempo, es que el tiempo se lo disponen otras personas, lo han dejado en un estado de indigencia horaria para asuntos propios de libre determinación. De las 24 horas diarias no dispone ni de las 8 horas para dormir, puesto que incluso ésas se las interrumpen.
Por eso mismo, en Davos como puse en una intervención, estudiaron el salario emocional.
Intervención que cito: Salario emocional.
Me sorprendo al leer que en Davos los empresarios de más éxito y más ricos han estado debatiendo sobre como hacer más felices a los trabajadores…
[Una de las reflexiones más consensuadas al respecto ha sido la de potenciar la vertiente psicológica y cultural en el manejo de las personas, de manera de desarrollar sus capacidades únicas y retener el talento humano por la vía subjetiva. “Las personas necesitan más que un salario para motivarse con una organización]
[ De poco sirve el otorgamiento de masajes o mañanas deportivas, el baile entretenido o las “facilidades” para adecuar la vida familiar con la empresa, cuando el ritmo al que se somete a las personas genera intensos sufrimientos en el proceso mismo de trabajo.]
Desde luego sigue resultándome curioso, aunque se refiera en su aplicación a los niveles más altos de la plantilla, el obrero de base es otro planeta… a los niveles de ejecutivos los están exprimiendo como un limón, y éstos no tienen la salida ni la opción de sindicarse y pelear, resultan un montón de frustrados e histéricas pandillas que vuelcan su frustración en malos resultados para el sistema…
No obstante resulta interesante el reflexionar sobre el asunto –aunque de momento estemos sin empleo y sea una ironía que nos ocupemos de la felicidad de los ocupados, pero hay que entender de todo para actuar en consecuencia-. Y entiendo la preocupación de los empresarios más ricos y personas más influyentes a nivel mundial, pues se trata de la consolidación en el tiempo, pues si su guardia de corps es infeliz, la chusma puede influir en ella…
Otro caso de timeless es en un escalón inferior, me refiero a un trabajador por cuenta propia –los llamados autónomos- del los que me ocupo en otro artículo próximo, así como de los siguientes escalones sociales…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *